Buscar

EL SALTO DE LA BALLENA


Este cartel lo atravesé en un rito, al celebrar mis 30 años.

Lo retazos de este cartel los guarde en una caja donde suelo tener objetos que para mí son sagrados. 6 años después, luego de un profundo trabajo de integración, volví a unir esos retazos. Al hacerlo descubrí algo maravilloso.


El espacio vacío que queda al unir los retazos del cartel que atravesé a los 30, tiene forma de ballena. Estoy sorprendido. La abertura que se abrió en mi segundo parto, tiene forma de ballena.


Hace unos meses comencé un emprendimiento que, por su profundidad y potencia sanadora, va generando en mí procesos de mayor plenitud. Le puse Cetáceos al despertar una mañana en la que se unieron los horizontes del proyecto con la espiritualidad de las ballenas.


Este es el salto de una ballena. Un dato que aprendí en estos meses es que los saltos de las ballenas no son una exhibición de talento ni un modo de querer impresionarnos, sino que son un acto comunicativo a través del cual envían un mensaje a distancia. Los saltos acrobáticos funcionan como un telegrama acústico, facilitando la comunicación con otras ballenas.


Mensaje que hoy, seis años después, luego de haber atravesado el gozo y el dolor como partes imprescindibles en la vida, puedo percibir, recibir, escuchar y traducir en un fecundo emprendimiento.


Cetáceos es un modo bello y concreto en el que se van uniendo mis retazos. Un proyecto a través del cual ofrecerme entero, con todo lo que voy siendo.


Esa porción del cartel no la guarde. No la encuentro. La busqué en la caja donde guardo mis recuerdos. En medio de esa búsqueda me di cuenta que no la iba a encontrar. En verdad, se transformó en la respuesta a un profundo llamado: acompañar a quienes estén necesitando dar un salto en sus vidas.


Gastón.

2 vistas
Contacto

Gastón Ciamberlani

​​Tel: +54 11 5927 2006

holacetaceos@gmail.com

Agradecimientos.

  • Black Instagram Icon

© 2019 por Paloma Arbol creado con Wix.com