Buscar

LO ECHADO A PERDER


Atravesando un profundo proceso de desparasitación, me dediqué a trabajar en lo echado a perder. Así lo describe el I Ching en su hexagrama 18: un caldero tapado que se ha ido llenando de gusanos.


En una de mis meditaciones, una mano anciana fue despegando de mi cabeza un moco rojo y negro. Liberado de esa sustancia espesa, comencé a sentirme mareado.


Me dije: ¡Qué bien! me despegó mis miedos y mis inseguridades. Estuve varios días creyendo esto.

Las interpretaciones que hacemos pueden ser asombrosamente tramposas. Ellas nos cierran, respondiendo a mecanismos de supervivencia que nada tienen que ver con el escenario en el que estamos.


El camino de la reconciliación va en la dirección opuesta. Este hermoso gesto de amor, abrió mi corazón contemplando cómo se desvanece aquello que me separa del miedo a equivocarme, del temor a las posibilidades de no lucirme. Sin este moco, quedé desorientado, cuerpo a cuerpo con un profundo miedo a ser imperfecto.


Trabajar en lo echado a perder es aprender que aquello que se está pudriendo no necesita ser reinterpretado inmediatamente de una manera romántica u optimista. Me adentro en lo que se pudre, reconociendo lo que es, receptivo a lo que vaya encontrando en la depuración.

Despertar estos procesos no tiene nada de ingenuo. Requiere de un compromiso ético con nosotrxs mismxs. Si no atiendo este trabajo, seguiré acumulando más podredumbre en el caldero.


Hoy, celebro esta valiente y amorosa oportunidad en la que puedo decirme: la creatividad, sin desaciertos, se repite a sí misma. Y, es desde aquí, que mi servicio crece, ofreciendo espacios para que cada quien se reconozca creativamente libre, expandidx y bellx.

2 vistas
Contacto

Gastón Ciamberlani

​​Tel: +54 11 5927 2006

holacetaceos@gmail.com

Agradecimientos.

  • Black Instagram Icon

© 2019 por Paloma Arbol creado con Wix.com